Login
Publica Gratis
Facebook Twitter Instagram

Blog

Comparte

Toxina botúlinica: No es sólo para arrugas

Utilidades de la toxina botúlica: BOTOX

Gran Efectividad de la toxina botúnica: No es sólo para estética

Blefaroespasmo, espasmo hemifacial, distonía cervical eran las indicaciones oficiales de la Toxina Botulínica, solamente autorizada hasta hace algunas semanas por la Agencia Española del Medicamento para la utilización por neurólogos y oftalmólogos.

Con la evolución que sufre día a día nuestra especialidad hacia la super-especialización, el resurgido interés en los oftalmólogos españoles por la que nunca debió dejar de ser de la Oftalmología, la Cirugía Oculoplástica, y la aparición de centros de referencia y escuelas de la misma, nuevas patologías y terapéuticas se ponen al alcance del oftalmólogo. El ojo seco, el entropión, la retracción palpebral, la órbita anoftálmica, son ejemplos de las aplicaciones que los cirujanos oculoplásticos estamos utilizando en los últimos tiempos de esta «toxina» que mediante la «parálisis» selectiva de algunos músculos convierte en beneficioso y muy exitoso la utilización de un efecto secundario de un fármaco.

En los últimos días la Agencia Española del Medicamento, que es el organismo español equivalente de la americana FDA (Food and Drugs Administration), ha autorizado el uso de la toxina botulínica con fines cosméticos, hecho que nos equipara con nuestros colegas oculoplásticos de USA, que ya disponían de esta indicación desde hace algunos años. La empresa que comercializa la fórmula es Allergan y aunque no presenta ninguna modificación sobre la preparación del conocido «Botox», se comercializa para esta indicación con el nombre de «Vistabel». No existe ningún interés comercial que nos una con el producto, pero es justo reconocer el mérito a la industria que nos permite su utilización.

No se ha hecho esperar su presentación ya que en menos de una semana de su autorización, fue presentado a los oftalmólogos del II Curso Internacional de Cirugía Plástica Oftálmica y Orbitaria, BARCELONA OCULOPLASTICS 2004, celebrado los días 5 y 6 de marzo en la ciudad condal, y que tuve el privilegio de dirigir.

«No se trata de arrugas» sería el concepto que nos gustaría enfatizar a todos los que nos dedicamos a esta especialidad. Bien es conocido que podemos trata arrugas glabelares o las tediosas «patas de gallo» o los pliegues frontales mediante la inyección directa de la sustancia en el músculo correspondiente, pero se trata de algo más, el debilitamiento selectivo de algunos músculos y la potenciación secundaria de los antagónicos nos permite «modelar» la expresión del paciente, como ocurre con la ptosis de ceja en mujeres de más de 40 años, si anulamos los músculos depresores de la ceja, conseguimos un ascenso de la misma con un contorno típico de una edad más temprana y tan deseado por estas pacientes.

Podemos decir que un campo nuevo se abre para el oftalmólogo con la indicación cosmética de la toxina botulínica y un nuevo tipo de pacientes aparecerán en nuestras consultas y algunos términos cambiarán: el de «toxina» por el de «proteína» y el de «paralizar» por el de «relajar y suavizar». Nuevos conceptos con los que podemos o no estar de acuerdo, pero no debemos olvidar que es, con mucha diferencia, el procedimiento más utilizado por cirujanos plásticos y oculoplásticos en USA. Pero la eterna pregunta surge ... ¿Es nuestro campo? ... Yo os formulo otra más importante ... ¿era y es la cirugía plástica oftálmica, orbitaria y de vía lagrimal una especialidad de la oftalmología?, es más, os contesto rotundamente ... SÍ.


Fuente: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0365-66912004000500001

BIBLIOGRAFÍA

 

1. Horwath-Winter J, Bergloeff J, Floegel I, Haller-Schober EM, Schmut O. Botulinum toxin A treatment in patients suffering from blepharospasm and dry eye. Br J Ophthalmol 2003 Jan; 87: 54-56. 

2. Anderson RL, Patel BC, Holds JB, Jordan DR. Blepharospasm: past, present and future. Ophthal Plast Reconstr Surg 1998; 14: 305-317. 

3. Singer M. Botulinum toxin treatment of essential blepharospasm and hemifacial spam. Ophthalmology 1996; 103: 348. 

4. Dayan SH, Bassichis BA. Evaluation of the patient for cosmetic Botox injections. Facial Plast Surg Clin North Am 2003; 11: 349-358. 

5. Vartanian AJ, Dayan SH. Facial rejuvenation using botulinum toxin A: review and updates. Facial Plast Surg 2004; 20: 11-19.

Publicado el: 11/02/2017
Articulos Relacionados
visto 260 veces
Deja tu Opinión