Login
Publica Gratis
Facebook Twitter Instagram

Noticias

Comparte

Biorrevitalización tisular con plasma rico en plaquetas aplicado a la medicina estética

Biorrevitalización tisular con plasma rico en plaquetas aplicado a la medicina estética

Dr. Claudio Rojas Cabello

Medicina Estética e Integrativa.

www.medintegra.cl

Cuando hablamos de revitalización tisular, necesariamente debemos recordar el proceso de envejecimiento cutáneo, la estructura de la piel, los fenómenos de reparación y cicatrización, la fisiología de las plaquetas.

El objetivo de la presente revisión es hacer una síntesis de los diversos factores antes señalados que explican el por qué y cómo actúa el plasma rico en plaquetas.

Si bien existen muchas teorías respecto al envejecimiento, quizás el estrés oxidativo sea el que tenga uno de los principales impactos en el deterioro cutáneo y sus anexos, especialmente el pelo. Además, al margen de la magnitud que tenga en un determinado paciente, siempre estará presente y será necesario considerarlo.

Los radicales libres, se generan a partir de las especies reactivas del oxígeno y  el estrés oxidativo se produce por un desbalance entre estos últimos y los mecanismos antioxidantes.

El deterioro en la piel se manifiesta clínicamente en arrugas, pérdida de la hidratación, atrofia, canicie y pérdida de pelo.

La piel está constituida por la epidermis y sus seis capas, la membrana basal, la dermis papilar y reticular y el tejido subcutáneo.

La capa más importante para el trofismo de la piel es la dermis, pues además de contener los anexos de la piel y las estructuras vasculonerviosas, controla el crecimiento epidérmico.

En la dermis, además de lo anterior, existen células, fibras elásticas, colágenas, proteoglicanos,, glucasminoglucanos que en conjunto conforman la matrix extracelular, que son las encargadas de dar la textura, elasticidad e hidratación de la piel.

Dentro de las células de la dermis, destaca el fibroblasto, que es la encargada de la síntesis de las fibras antes señaladas y los otros componentes de la matrix extracelular.

El estrés oxidativo, en última instancia, produce un daño crónico y sostenido con una merma de la función del fibroblasto y otras células de la piel, ruptura de las fibras elásticas y colagenas, deshidratación, acidez tisular, caída del cabello, canicie, etc conduciendo a las manifestaciones propias del envejecimiento cutáneo (no obstante existen además otros factores que no son asunto de esta revisión).

Las plaquetas (también llamadas trombocitos) son discos diminutos de 1 a 4 μm de diámetro. Se forman en la médula ósea a partir de los megacariocitos, que son células hematopoyéticas extremadamente grandes de la médula ósea.

El recuento plaquetario normal en un sujeto sano, varía entre 250.000 y 400.000 plaquetas por mm3 de sangre. Su periodo de vida es de 10 a 14 días.

Entre sus funciones está la de limitar la hemorragia al adherirse al recubrimiento endotelial del vaso sanguíneo en caso de lesión y participar en los fenómenos de inflamación y reparación de los tejidos.

Las plaquetas, contienen  los siguientes factores de crecimiento:

  • PDGF (Factor de Crecimiento de Origen Plaquetario)
  • TGF-β (Factor de crecimiento de transformación-beta)
  • FGF (Factor de Crecimiento Fibroblastico)
  • VEGF (Factor de Crecimiento Vascular-Endotelial)
  • EGF (Factor de Crecimiento Epidérmico)
  • IGF ( Factor de Crecimiento Insulinico)

Respecto a la reparación de tejidos, según la Patología de Robbins, la piel al ser un tejido lábil, es decir, en continuo recambio. Repara por regeneración, es decir, es capaz de recuperar totalmente su funcionalidad sin cicatriz fibrosa, para ello, se requiere una serie de factores de crecimiento. El efecto de la inflamación aguda es crucial en este caso pues, por un lado contribuye a eliminar tanto desechos tisulares producto del daño, como elementos infecciosos que pudieran haber contaminado la herida, además, la liberación de citoquinas propias de la inflamación, contribuye a la angiogénesis y el crecimiento celular, ambos fenómenos  son claves en el proceso de regeneración.

El PRP, ha mostrado utilidad en diferentes áreas de la medicina y odontología, pero la característica común es que se utiliza para acelerar y mejorar la reparación tisular.

En el área odontológica ha sido utilizado para la regeneración ósea y favorecer la osteointegración de los implantes dentales.

En la esfera dermatológica es utilizado como un tratamiento sólo o coadyuvante en la alopecía y la calvicie. Ha sido asociado a terapia con láser, mesoterapia, carboxiterapia, etc.

También utilizado en el manejo de cicatrices tanto de acné como postraumáticas y además en rejuvenecimiento facial en casos de fotodaño y cronoenvejecimiento.

El plasma rico en plaquetas, se obtiene a partir de la sangre del paciente la cual se utiliza para si mismo, es decir es autólogo. Se extrae entre 30 a 50 cc de sangre venosa, que se ponen en tubos con anticoagulante y luego se centrifugan para que por el aumento de la gravedad, la sangre se separe en sus distintas fracciones y así se pueda utilizar el material que nos interesa. Una vez obtenido el PRP se procede a activar e inyectar en el sitio que se necesite utilizar.

Es necesario destacar que al ser factores propios, se elimina el riesgo de reacciones alérgicas, adversas, rechazos por parte del receptor, infecciones cruzadas, etc.

Respecto de la técnica de obtención del PRP, existen tantas técnicas como estudios y publicaciones hay, por lo cual resulta imposible establecer una técnica válida para todos.

El producto final obtenido depende de la velocidad y el tiempo de centrifugación, así como también el diámetro del rotor de la centrífuga o si es de ángulo fijo o variable.

El resultado clínico obtenido con el PRP, resulta ser variable y depende de, a lo menos, los siguientes factores:

1.- Condición general del paciente, es decir, si es sano o portador de alguna enfermedad.

2.- Estilo de vida y alimentación del paciente.

3.- Recuento plaquetario en sangre total

4.- “Calidad” de sus plaquetas y cantidad de factores de crecimiento. En la práctica es difícil de medir.

5.- Calidad o nivel de daño que tenga el tejido a reparar.

6.- De la técnica utilizada. Una mala centrifugación podría hacer que lejos de concentrar plaquetas en la fracción de plasma separado, disminuyan ya sea por destrucción o por que no se separen adecuadamente.

Como se puede apreciar, estos factores no son precisamente fáciles de cuantificar, lo que hace que muchas veces los resultados no sean del todo comparables.

Nuestra experiencia indica que cada lugar que practique la técnica ha de conocer su centrífuga y determinar los parámetros a utilizar en ella por medio del análisis del recuento plaquetario en la fracción separada y dispuesta a inyectar.

Se recomienda usar en conjunto con otras técnicas estéticas como peeling, carboxiterapia, mesoterapia, láser y sin duda la mejoría de la condición general del paciente es un elemento fundamental para optimizar el resultado de esta técnica.

Es necesario mencionar que aunque es un procedimiento en general muy seguro, no está exento de riesgos y molestias.

Dentro de las molestias, está el dolor al inyectar, equimosis, hematomas y pequeñas hemorragias.

En cuanto a los riesgos, está básicamente el riesgo de infección, generalmente con flora bacteriana propia de la piel, pero este riesgo es muy bajo si se respetan las técnicas de asepsia.

 

Indicaciones Estéticas:

Rejuvenecimiento de piel, comúnmente de rostro, cuello y manos.

Alopecía

Estrías y cicatrices

Indicaciones No estéticas

Traumatológico; fractura, regeneración de cartílagos, tendones, etc.

Ulceras Cutáneas, úlceras venosas, escaras, pie diabético

Odontológico.

 

Precauciones y Contraindicaciones:

Cáncer

Trastornos de coagulación, uso de aspirina y antiinflamatorios.

Infecciones severas de la piel

Embarazo

 

Bibliografía:

Fisiologia Medica de Ganong 23º Edicion.

Guyton y Hall: Tratado de Fisiología médica - John E. Hall - 13° edición.

Bioquimica de Harper 29 Edicion

The Effect of Platelet-Rich Plasma in Hair Regrowth: A Randomized Placebo-Controlled Trial Gentile, et al. Stem Cells Trans Med 2015; 4:1317-1323

Systematic review of the use of platelet-rich plasma in aesthetic dermatology. J Cosmet Dermatol. 2015 Dec;14(4):315-23. doi: 10.1111/jocd.12167. Epub 2015 Jul 23

Publicado el: 16/02/2016
Articulos Relacionados
visto 832 veces
Deja tu Opinión